El Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, junto a la Bolsa de Cereales, proponen crear un cluster alimentario

En Noticias el

   El Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca organizó, junto a la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, el primer encuentro para conformar un Cluster Alimentario donde el centro estratégico y logístico sea la ciudad de Bahía Blanca y, más precisamente la jurisdicción del puerto.

  Se ofrecerá, a los potenciales socios de esta ambiciosa construcción de capital social y económico, un espacio geográfico con ventajas competitivas inigualables: amplia disponibilidad de tierras, zona franca y subzona franca y un puerto de aguas profundas; todo en el marco de la seguridad jurídica, que, desde su creación, garantiza el CGPBB. El evento se desarrolló en el Galpón Ala D del Muelle de Cargas Generales.

Miguel Donadio, titular del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.

   Se propone desarrollar bajo la idea estratégica de un cluster, es decir aquellas organizaciones y empresas cuyo desarrollo conjunto permite crear sinergias colaborativas que aumenten la competitividad de la producción local, su eficiencia en la logística comercial y el crecimiento exportador.

   El Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca ha asumido el desafío de impulsar la concreción de un gran Cluster Alimentario, por ser precisamente uno de los ejes de desarrollo marcados en la Visión Portuaria Bahía Blanca 2040 y, además, en el marco de una visión estratégica de país.

   El evento contó con las presentaciones del presidente del CGPBB, Miguel Donadio; Carlos Sosa, presidente de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca y director del CGPBB; Jorge Ingaramo, jefe de Estudios Cconómicos de la Bolsa de Cereales Bahía Blanca; Enrique Cánepa, jefe de Gabinete del Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires; Jorge Srodek, jefe del Gabinete del Ministerio de Agroindustria bonaerense; Ida Van Mastrigt, cónsul honoraria del Reino de los Países Bajos en la Argentina; Pedja Zivojnovic y Pablo Arecco, de Port Consultants Rotterdam y Pablo Amarelle, gerente general de Zona Franca Buenos Aires Sur S.A.

Ingaramo (izq.), Sosa, Donadio, Srodek, Cánepa, Amarelle y Arecco.

   La concurrencia se completó con diferentes actores de todas las cadenas productivas, empresas de producción primaria e intermedia, Estado, empresas de tecnología y universidades para crear sinergia y así alcanzar un ambiente fértil para llevarlo adelante. Se proyecta que el cluster contribuya a la creación y el desarrollo de nuevas empresas y se promueva la innovación en gestión y modelos de negocios en las empresas existentes.

   Con el aporte del CGPBB y de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, se plantearon los siguientes puntos:

  1. Promover el aumento de la competitividad en las cadenas de valor agroindustriales locales, regionales, de la Patagonia y de otros lugares del país, con la finalidad de aumentar las exportaciones, así como mejorar la calidad de los productos ofrecidos, tanto al consumo interno como a los mercados mundiales.
  2. Contribuir a la incorporación de las llamadas tecnologías digitales o de la Industria 4.0, para desarrollar las nuevas opciones y modelos de negocios aplicables a empresas, independientemente de la actividad a que se dediquen.
  3. Promover nuevos y más eficientes modelos logísticos y de comercialización, para abaratar los costos de transporte, almacenamiento y distribución de productos, no sólo para su salida eficiente por el puerto de Bahía Blanca, sino también para las redes de importación, distribución local y consumo doméstico de partes, piezas, componentes y bienes finales.
  4. Generar modelos innovadores de vinculación entre sectores empresarios, centros de investigación, universidades y el sector público, a fin de desarrollar nuevas empresas (start–ups), mejores modelos de innovación, economía colaborativa, entre otros.

 Jorge Srodek, jefe del Gabinete del Ministerio de Agroindustria bonaerense.

   Esto podría redundar en: la creación de una incubadora de empresas; sistemas de capacitación para la mano de obra más especializada; promoción de la denominada E-TECH, es decir educación tecnológica desde el nivel primario en programas que preparen a los alumnos, para adaptarse a los cambiantes empleos del futuro y creación y puesta en marcha de modelos de crowdfounding como alternativas de financiamiento para el cluster o sus empresas socias.

Enrique Cánepa, jefe de Gabinete del Ministerio de la Producción.

   Adicionalmente, efectuar el seguimiento de políticas públicas (regulaciones, inversiones en infraestructura, entre otras) y proyectos de inversión privada, que pudieran tener consecuencias económicas en la región del Cluster, a fin de postular acciones que potencien las oportunidades y atenúen las amenazas.

  “Impulsar este cluster es pensar en grande de cara al futuro nacional”, dijo Donadio.

   “Junto al personal del CGPBB y al equipo de la Bolsa de Cereales creemos que somos argentinos que trabajamos en un proyecto para transformar positivamente la Argentina y, en ese sentido, estamos encolumnados en una visión estratégica de país en un mundo donde se va a requerir de la producción de alimentos. Debemos entender que tenemos que dejar de ser el granero del mundo para ser un gran supermercado global. Esta es una idea colectiva, donde pretendemos que se sumen más actores, que la articulación público-privada sea fuerte”, agregó.

   Carlos Sosa, presidente de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca y director del CGPBB, manifestó: “Pensar en el cluster es pensar a largo plazo en beneficio de toda la cadena agroindustrial que se encauza a través de nuestro puerto. La Bolsa de Cereales tiene muchas expectativas y apuesta al éxito”.

Carlos Sosa, presidente de la Bolsa de Cereales bahiense.

   “Organizar un cluster es tener una mirada de faros largos. Si bien el futuro es difícil de prever tenemos que hacer el esfuerzo para que pase la corriente por nuestra región, nuestras empresas, nuestra red de valor local y regional. La economía colaborativa es síntoma de eficiencia, competitividad y sinergia. Busquemos llegar a un mundo de consumidores cada vez más exigentes”, sostuvo Ingaramo.

   La historia ha demostrado que muchas de las actividades económicas más decisivas en el mundo, han tenido y tienen lugar, eficientemente, donde todos sus componentes se potencian mutuamente, generando sinergias que los vuelve definitivamente más competitivos.

(Texto y fotos: Juan Ignacio Fernández, jefe de prensa del CGPBB. Foto principal con Miguel Donadio (izq.) y Carlos Sosa: Pablo Presti, del diario La Nueva).

Tal vez te interese:

Campaña 20/21: Comenzó la siembra de trigo en 9 de Julio y se prevén implantar 47 mil hectáreas

Durante la última semana decenas de equipos de siembras salieron a poblar campos del partido de  9 de Julio

Read More...

Los nuevos desafíos para la ganadería argentina, en la visión de Dardo Chiesa

“Hay una nueva realidad. Tras la pandemia, el mundo ya no será el mismo”, dijo Dardo Chiesa, coordinador de

Read More...

“El mercado interno es, como siempre, el que nos está salvando”, dijo Ulises Forte, titular del IPCVA

En la modalidad de videoconferencia, el presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Ulises Forte,

Read More...

Mobile Sliding Menu