Distinguen a Soledad Aramendi, la primera mujer en presidir la Sociedad Rural de Rosario

En Noticias el
- Updated

“Es un reconocimiento no sólo a nivel personal, sino a todo el equipo de la Sociedad Rural de Rosario que trabaja arduamente día a día y nos motiva en estos tiempos tan difíciles, no sólo por la crisis económica y por una extrema sequía”.

Lo dijo María Soledad Aramendi, la primera mujer —en 127 años— en presidir la Sociedad Rural de Rosario que, en un colmado recinto de sesiones del Concejo Municipal de Rosario, recibió el Diploma de Honor por su trayectoria.

“Trabajamos en una región estratégica del país, que es la capital de la pampa húmeda, donde entra y sale toda la producción del país”, añadió.

“Nos encontramos a la vera de río Paraná que, en realidad, debiera generar dos pampas húmedas para el desarrollo de una mayor cantidad de hectáreas a partir de la provisión de agua potable y de riego para la producción agropecuaria”, añadió.

“Estamos en un polo de desarrollo y es el momento en que todos trabajemos para generar las oportunidades que nos brinda la propia naturaleza”, sostuvo Aramendi, en declaraciones a la página web de la Asociación Bonaerense de Periodistas Agropecuarios (Abopa).

Anteriormente, en el acto expresó su agradecimiento al Concejo Municipal, a los productores y a los integrantes de la comisión directiva de la entidad que preside.

Recordó aspectos de la historia de la Sociedad Rural y, en tal sentido, memoró que Lisandro de la Torre fue presidente de la entidad, para también mencionó que desde allí se promovió la fundación del Hospital del Centenario o el Jockey Club.

Aramendi sostuvo que “somos mayoría las mujeres” y precisó que “siempre estuvimos a la par, y hoy también tomamos decisiones”.

Hizo referencia al triunfo de la Selección nacional de fútbol, al trabajo en conjunto y lo planteó para Rosario, para “darle valor a esta ciudad y a esta provincia”.

Originaria de la localidad santafesina de Villa Cañás, es de familia vinculada al campo.

Cuando terminó la secundaria eligió primero la carrera de medicina y luego llegó la de arquitectura (es “casi” arquitecta, dice). La crisis de 2001, las deudas acuciantes del campo familiar y ser única hija la llevaron a hacerse cargo del campo.

Siendo estudiante de arquitectura trabajó en una empresa constructora hasta que, en 2001 y con sólo 20 años, se hizo cargo de la administración integral del campo familiar en plena crisis y en un contexto de grandes inundaciones en su zona. Luego de solucionar esos inconvenientes, Aramendi se encariñó tanto con la actividad que decidió seguir involucrada: la vida le fue marcando el camino hacia sus raíces y allí en el campo decidió quedarse. A la par continuaba sus estudios.

Tras varios años, cuando estaba terminando su carrera universitaria, la muerte de sus padres la obligó a estar de lleno con la actividad agropecuaria.

Participó regularmente en cursos relacionados a la actividad agropecuaria dictados en la Fundación Libertad y la Bolsa de Comercio de Rosario.

En 2008, para compartir experiencias con pares, comenzó a acercarse a la Sociedad Rural Rosario para, en 2013, integrar el Ateneo de la entidad de la que nunca más se fue. En la Sociedad Rural Rosario participó en un principio desde el Grupo Joven, al que destaca como formador en valores y conocimiento, hasta llegar a la comisión directiva, primero como secretaria, luego 4 años como vicepresidenta y, actualmente, como presidenta.

La Sociedad Rural Rosario forma parte de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Provincia de Santa Fe (Carsfe) y de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), donde Aramendi integra la comisión de Medio Ambiente y el Grupo de Mujeres de CRA, la Organización Argentina de Mujeres Empresarias (Oame), la Red Mujeres Rurales y la Fundación Barbechando.

Dentro de Carsfe participa de la comisión de Asuntos Hídricos y Viales y en su representación es miembro del directorio del Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro).

Aramendi —finalmente— agradeció el reconocimiento (“Infinitas gracias; me colman el alma y el espíritu”), al tiempo que, en vísperas de las fiestas de fin de año, deseó “fe, salud, prosperidad y una cuota de esperanza que, más allá de las vicisitudes, nos levante cada día para salir adelante”.

Detalles del acto

Participaron del acto junto a la presidenta del Concejo, Scmuck, y la edila León, de la UCR/Juntos por el Cambio; las concejalas Ana Laura Martínez, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, y Verónica Irízar, del bloque Socialista, y el edil Alejandro Rosselló, de Unión Pro/Juntos por el Cambio.

También estuvieron la senadora nacional Carolina Losada, de la Unión Cívica Radical, y su par de bloque Dionisio Scarpín; la diputada nacional Germana Figueroa Casas, del Pro;  el diputado nacional de la UCR, Mario Barletta, y las diputadas provinciales Clara García, del Partido Socialista, y Betina Fiorito, de Encuentro Republicano Federal.

También participaron los integrantes de la comisión directiva de la Sociedad Rural de Rosario y el presidente de la Fundación Apertura, Esteban Hernández.

El acto se inició con palabras de la presidenta del CD, quien expresó su “alegría” por el reconocimiento a la presidenta de la Sociedad Rural, y lo relacionó con el reciente reconocimiento a la escritora Beatriz Guido, a 100 años de su nacimiento.

Destacó que “es de celebrar que ocupen espacios que antes no podían” para marcar que “en 126 años es la primera mujer presidenta de la Sociedad Rural de Rosario” y marcó que “es un hito; no es sólo trabajo, es pasión”.

También mencionó la trayectoria de Aramendi en la Rural, desde su participación en un grupo joven, “secretaria, vicepresidenta y, finalmente, presidenta, para volcar tu conocimiento y experiencia”.

La titular del cuerpo indicó que apenas el 0,5 % de las mujeres ocupan cargos en las empresas y que es aún menor el porcentaje en las organizaciones gremiales empresarias, para insistir en la importancia de estos cambios.

Por su parte, la concejala León, quien propuso el reconocimiento, mencionó “el honor que el recinto esté lleno” y recordó —como primer antecedente— de la que hoy es la Sociedad Rural de Rosario, “en 1814, dos años después de la creación de la bandera” con “una mirada de la ruralidad y el progreso”.

Indicó, posteriormente, que entre 1862 y 1873, cuando se discutía que Rosario pudiera ser capital de la República, “creció como centro de la industria y la ciencia y la cultura después”.

Aludió a la zona de Rosario como “una de las más ricas y productivas del país” y planteó con respecto a las mujeres la falta de ocupación de lugares de dirección y, de igual modo, la diferencia en cuanto a los salarios entre hombres y mujeres.

También precisó que a María Soledad la conoce desde la niñez en Villa Cañás, y consignó que, tras haber estudiado medicina y luego arquitectura, no llegó a recibirse, dado que a los 20 años se hizo cargo del campo familiar, para consignar luego que a los 43 años ocupó la presidencia de la Sociedad Rural.

El dirigente agropecuario Miguel García Fuertes, a su turno, planteó la necesidad de dejar atrás la “o”, “campo o industria, campo o servicios” para reemplazarlo por “campo e industria, campo y servicios”.

Sobre Aramendi indicó que “Soledad no es sólo la presidenta de la Rural, (sino) es la referente del cluster más grande del mundo”.

Calificó a Rosario como “capital de la ruralidad” para mencionar que “el 70 % de los granos se comercializan en Rosario” y es similar el porcentaje que se exporta desde nuestra región.

Por último recordó que desde la entidad surgieron concejales, un vicegobernador de la provincia, diputados, intendente, y pidió pensar en grande, con respecto a Aramendi.

La senadora nacional Carolina Losada estuvo en el acto.

La senadora nacional por Santa Fe, por la Unión Cívica Radical, Carolina Losada, expresó su agradecimiento a Aramendi por la tarea que realiza y también le agradeció a la concejala León, por la decisión de reconocerla.

Mencionó “no podemos aceptar lo injusto” y agregó que “feminismo es un reclamo de justicia” e hizo referencia a mujeres que abrieron caminos.

Insistió asimismo en la importancia de la paridad y pidió “seguir abriendo caminos”.

Decreto  y agradecimiento

Tras la entrega por parte de María Soledad Aramendi de libros sobre los 125 años de la Rural rosarina a la presidenta del Concejo, Schmuck y a la concejala León, se leyó el decreto por el que se entrega el Diploma de Honor “por su dedicación y perseverancia, que la llevaron a ocupar el máximo cargo en la institución, lugar que históricamente estuvo ocupado por varones y que pone de manifiesto el avance en el camino a la igualdad entre mujeres y varones”.

A continuación, las concejalas Schmuck y León le hicieron entrega a Aramendi del Diploma de Honor enmarcado; las concejalas Ana Laura Martínez y Verónica Irízar y la diputada nacional Germana Figueroa Casas, le entregaron la copia del decreto y de manos de los senadores nacionales Losada y Dionisio Scarpín; el diputado nacional Mario Barletta y la diputada provincial Betina Fiorito, recibió un ramo de flores. Igualmente recibió un mate con el logo del Concejo Municipal.

Fuente: Prensa CD Rosario y Página web Abopa / Foto principal: De León (izq.), Aramendi y Schmuck, en el CD.

Tal vez te interese:

CIAFBA: cuatro años de vida en constante crecimiento

“Este 19 de enero se conmemoró el cuarto aniversario del Colegio. Todo arrancó un 19 de enero de 2019 en

Read More...

Impacto en la ganadería por la sequía: Se registran muertes por la ingesta de insectos siete de oro

Los primeros datos de esta nueva aparición los aporta el Servicio de Diagnóstico Veterinario Especializado del INTA Balcarce. Desde

Read More...

Todos los beneficios en hotelería para los asociados de Abopa

A los efectos de seguir sumando alternativas para los asociados, se ratifica el convenio realizado por Abopa oportunamente —de

Read More...

Mobile Sliding Menu